Una factura origen, es una factura a la que se le van añadiendo nuevos productos o servicios a medida que el trabajo avanza. En la primera factura, la de origen, se consigna todo el trabajo hasta la fecha.

Cuando es necesario agregar nuevos trabajos a facturar, hay que emitir otra factura, en l a que debe constar lo consignado en la primera factura (en negativo, porque eso ya está facturado) y hacer constar el nuevo trabajo a facturar.

Para ello, puedes copiar la factura origen, poner en el precio original el símbolo negativo, y añadir el nuevo o nuevos conceptos que se han ido añadiendo hasta la fecha.

Este proceso se sigue de forma consecutiva, hasta que la obra finaliza.

Tienes que tener en cuenta que, en cada factura nueva que copies, debes de ir eliminando los conceptos que están en negativo anteriores, para solo dejar los del último mes.

¿Encontró su respuesta?