Billin te permite personalizar tus plantillas y los e-mails en los que salen tus facturas, de forma que es como si tuvieras un software de facturación propio.

Para entrar en el menú de configuración, pasa el ratón por la esquina superior izquierda y pincha en la opción Personalizar e-mails y facturas. Una vez en ese  menú, te encuentras con tres pestañas.

Desde la pestaña Plantillas podrás elegir la plantilla que más te guste, la que se carga por defecto es la plantilla básica blanca y, pinchando en las flechitas que aparecen a la derecha, irás viendo el resto de modelos. Una vez hayas elegido el que más te guste, inserta tu logo y cambia los colores a tus colores corporativos. Pincha en el botón Guardar y se te quedará guardada como plantilla por defecto.


Desde la pestaña de e-mails puedes personalizar los distintos tipos de email que se envían a tus contactos desde Billin. Cada modelo de correo tiene un mensaje por defecto que informará a nuestro cliente de las diferentes acciones realizadas. 

Desde el desplegable Tipo de E-mail, podrás elegir el mail que quieres personalizar. Los más importantes son el E-mail de invitación a Contacto y el E-mail de envío de factura. Vamos a ver como personalizar este último y, para el resto, puedes seguir los mismos pasos.

Nombre del emisor:  Por defecto aparece el nombre de tu negocio. Si quieres modificarlo, solo tienes que escribir en el campo lo que quieras que se muestre.

Tipo de e-mail: Desde aquí, eliges el e-mail que quieres personalizar, en este caso, el E-mail de envío de factura. 

Asunto del e-mail: Aparece por defecto Tienes una nueva factura. Si quieres modificarlo, solo tienes que escribir en el campo lo que quieras que se muestre.

En el margen derecho de la ventana se encuentra la sección de Configurar emails, donde podemos cambiar el Color principal que afecta al cuerpo del correo y el Color secundario que modifica los textos de los Campos de eslogan y firma cuando se activan.

Tras hacer estos pasos no olvides pulsar el botón de Guardar, de lo contrario perderás todos los cambios. Una vez que has pinchado en el botón Guardar, tus e-mails quedan personalizados.

¿Encontró su respuesta?